Cómo instalar un regulador de ruleta para LED

Los reguladores de luz son mecanismos eléctricos que nos sirven para controlar la luminosidad del alumbrado para conseguir el ambiente que deseamos, variando desde una luz más luminosa a una más tenue. Otra de sus funciones es la de reducir el consumo de electricidad,ya que no en todas las ocasiones buscamos algo potente, sino que buscamos un ambiente más acogedor y por lo tanto, podremos consumir menos potencia.

Lo que hay que tener en cuenta

Lo primero que necesitaremos será una bombilla LED, pero no todas pueden regularse, normalmente en caso de que se pueda vendrá indicado en la caja. Sin embargo, al igual que no todos los LED pueden con realizar esta función, no todos los reguladores son válidos. Para ello debemos saber cuáles regulan la potencia y cuál es su rango. En definitiva, para que la bombilla LED funcione con el regulador,  la potencia total de todas las bombillas a regulr tendrá que estar en rango de potencia mínima y máxima que soporta el regulador.

Manos a la obra

Se trata de una instalación muy sencilla, así que coge tus herramientas y sigue leyendo:

El primer paso es cortar todo suministro eléctrico de nuestro panel automático para que no haya problemas a la hora de la instalación. Con ayuda de nuestros destornilladores, quitaremos el antiguo interruptor dónde ahora irá nuestro regulador. Tened en cuenta que si cuesta deberemos hacer palanca con algún destornillador plano.

tabla regulador

Cuando tengamos el interruptor quitado de la pared, soltamos, ambos cables, uno de  fase (L, normalmente negro),y el de vuelta de lámpara(cable que va a la lámpara, marrón o gris). Si su conexión tiene un mecanismo de presión, deberemos presionarlo para soltarlo y arrastrar los cables hacia fuera.

Una vez que lo hemos quitado, el siguiente paso será colocar el regulador de intensidad. Para ello debemos hacer lo mismo que hemos realizado anteriormente para quitar el interruptor, por lo que colocaremos uno a la fase (L) y el otro al de vuelta de lámpara(~). Presionamos el pulsador para introducir el cable hasta que quede sujeto. Con los cables asegurados, colocamos el regulador en el hueco y lo sujetamos a la caja con los tornillos.

Una tarea fácil y sencilla. Ahora ya no tienes excusa para hacer que la habitación tenga la luz adecuada y además ahorres en consumo.

Lengthy banner